//
you're reading...
anatomía

Dime cómo sudas y te diré qué pierdes

Primero lo primero: perdón por “hablar de tú” en el título, pero así es el dicho.

A lo que iba con eso es que contrario a lo que algunos creen,  el sudor no es grasa, pero tampoco es simplemente agua.

Al sudar, el cuerpo no solo pierde líquido y, por ende, volumen sanguíneo, sino también, electrolitos como sodio, magnesio, potasio, calcio y cloro. Estas son sustancias que el organismo requiere para funcionar correctamente.

Hay gente que suda grandes cantidades de líquido, pero que no pierde grandes cantidades de sales minerales. Entonces, su deshidratación es hipertónica.

Otros sudan poco pero, cada gota sale muy concentrada de electrolitos. De hecho, al secarse, suelen quedar “escarchados” y al tocar su piel se siente como áspera, como si estuvieran llenos de arena. Este tipo de deshidratación es hipotónica.

Un tercer grupo pierde similar proporción de líquido y electrolitos y tienen una deshidratación isotónica.

Existen pruebas a nivel de laboratorio que permiten conocer qué tipo de deshidratación tiene cada persona con el fin de determinar el tipo de rehidratación que requiere.

Sin embargo, la nutricionista deportiva Gabriela Fernández advierte que en Costa Rica no se ofrecen en el mercado este tipo de pruebas.

Lo que sí se puede es conocer la tasa de sudoración, que es la cantidad total de líquido que se pierde al hacer ejercicio para determinar, por lo menos, lo que debe reponer después de entrenar, explicó la nutricionista y atleta de alto rendimiento Catalina Miranda.

Reconozca los síntomas

En términos generales, la deshidratación ocasiona síntomas como sed, irritabilidad, fatiga, calambres musculares, debilidad, escalofríos, náuseas, vómitos, orina oscura y escasa, aumento de frecuencia cardiaca, fiebre y sequedad en piel, boca, lengua y labios.

Sin embargo, dependiendo del tipo de deshidratación, algunos síntomas serán más agudos que otros. Conocerlos l—y las condiciones que causaron la deshidratación— pueden ayudar a determinar el tipo y, por ende, cómo solucionarla.

Vomitar, tener una inadecuada ingesta de agua, sudar gran cantidad de líquido puede ocasionar deshidratación hipertónica. Esta también suele suceder en lugares calientes y poco húmedos y su principal síntoma es la sed.

La hipotónica, en cambio, suele suceder en lugares de alta humedad y temperatura, así como cuando se tiene una dieta baja en sodio o cuando se hacen deportes de larga distancia, como una maratón. Sus principales síntomas son calambres, dolores musculares, fallas en la contracción muscular, hinchazón y otros.

“Estos se parecen mucho a los de la deshidratación isotónica, que ocurre en 70% de los casos, pero son más agudos en este tipo de deshidratación”, explicó Fernández, quien agregó que se puede llegar a estar deshidratado en una sola sesión de ejercicio o tras la acumulación de varias sesiones.

Además, la deshidratación puede aumentar los problemas digestivos y, por ende, la capacidad para digerir y absorber nutrientes.

También puede disminuir la capacidad para consumir oxígeno, lo cual no solo repercute en los músculos sino también, en las neuronas, que también pueden sentir fatiga.

¿Y, entonces, cómo me hidrato? El próximo lunes, en la última entrega sobre este tema, le cuento

 

Este post se publicó primero en http://www.elfinancierocr.com/blogs/la_milla_extra/Dime-sudas-dire-pierdes_7_559214075.html

Advertisements

Discussion

No comments yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: